Plantas medicinales del siglo XXI por Adolfo Pérez Agusti

Plantas medicinales del siglo XXI por Adolfo Pérez Agusti

Titulo del libro: Plantas medicinales del siglo XXI

Autor: Adolfo Pérez Agusti

Número de páginas: 422 páginas

Fecha de lanzamiento: December 6, 2018

Obtenga el libro de Plantas medicinales del siglo XXI de Adolfo Pérez Agusti en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Adolfo Pérez Agusti con Plantas medicinales del siglo XXI

Dentro de su aparente complejidad, una planta medicinal es un ejemplo de sencillez y perfección, con su estructura pugnando por llegar un poco más alto y sus raíces empeñadas en afianzarse cada vez más en la tierra. Organismo vivo, bello casi siempre, y capaz de proporcionar al ser humano y a los animales alimento y curación al mismo tiempo, ha sabido adaptarse en el tiempo y a cualquier lugar, en cualquier circunstancia.
Una vez que comprendemos este prodigio natural, resulta imposible admitir que alguien nos hable de la superioridad de los medicamentos como forma de curar al hombre. Encerrados en sus esterilizados y angostos laboratorios, los científicos se empeñan en mejorar la naturaleza y aunque no lo consiguen nunca, recogen cierta fama y dinero. Si tenemos en cuenta que ninguno de los medicamentos químicos ha logrado permanecer en el mercado más de 100 años, y creo que todavía les he regalado algunas décadas, comprenderemos lo que quiero decir.
Cuando a una planta medicinal le extraemos su principio “activo” la estamos desequilibrando y ese cambio afectará a sus propiedades y a la persona que recibirá esa parte aislada. También hay otro elemento aún más sugestivo, y es el referente a la información que porta y transmite la planta medicinal, una información producto de miles de años de evolución. Esta información es integrada al individuo que la ingiere, sumándose a la ya existente, lo que aumenta la eficacia del ADN celular. Se establece entonces una sincronía entre los diferentes elementos, una unión y perfección en la energía cuántica, lo que conlleva a la armonía y corrige la distorsión hasta ahora existente. ¿Se puede lograr este efecto con un producto químico carente en su totalidad de vibración cuántica? Ese producto hace tiempo que dejó de ser orgánico, vivo, y por tanto el ADN celular no lo reconoce, no sabe qué hacer con él.Ello no excluye que no tenga efectos terapéuticos, pero a la larga creará una distorsión orgánica nueva.

Hasta ahora se han aislado en el interior de las plantas medicinales más de 12.000 principios orgánicos, y gracias a ellos los seres humanos (también los animales y las especies insectívoras), han empleado y emplean las plantas medicinales en su estado natural desde hace 5.000 años, y eso de una manera racional, puesto que con anterioridad fueron empleadas con más o menos acierto de forma intuitiva. Sin embargo, cuando los químicos empezaron a propagar que tanta tradición milenaria no tenía “base científica”, miles de personas olvidaron toda la información sabiamente recopilada durante siglos, y pasaron a ser consumidores de los medicamentos.
La llegada espectacular de los antibióticos, las hormonas sintéticas y los analgésicos, contribuyeron en gran medida a estos hechos y pronto ni un solo médico se atrevió a volver a utilizar con sus pacientes ninguna planta medicinal en su estado natural. Y es que no proporcionaba ninguna categoría, ni social ni científica, tratar de curar a los enfermos empleando productos que se podían coger en cualquier huerta o comprar en un modesto herbolario. Es más, los mismos enfermos reclamaban el medicamento más caro del mercado, en la creencia de que tras el precio estaba su eficacia.
Con el paso del tiempo y en la medida en que los medios de información se hicieron gratuitos y de fácil acceso, las personas volvieron a reconsiderar el uso de las plantas medicinales y reclamaron su uso libre para curar sus enfermedades. En resumen, sea usted sabio y utilice los productos de la naturaleza.
Este manual no es una puesta al día de ningún otro más antiguo, sino una revisión fundamentada en las experiencias más actuales, habiéndose eliminado cualquier referencia esotérica o no contrastada por la medicina moderna.